¿No funciona la bomba de agua del limpiaparabrisas? Tenemos la solución

Es un elemento de nuestro vehículo al que quizás no prestamos la atención que merece, pero que es vital para el buen funcionamiento del sistema limpiaparabrisas del coche cuando lo necesitamos. En este sentido, y más allá de las escobillas, que es el elemento más visible del conjunto responsable de la limpieza del parabrisas, hemos de prestar atención a la bomba de agua del limpiaparabrisas. Si no funciona bien, tendremos problemas.

Ten en cuenta que de ella depende un circuito específico e independiente al de la refrigeración del automóvil en el que encontramos un depósito, la propia bomba, conductos, inyectores y escobillas limpiaparabrisas. Además, hemos de saber que para que el conjunto funcione existen circuitos eléctricos específicos y motores para los limpiaparabrisas.

En cuanto a su función, la bomba, fundamentalmente, presuriza el líquido del depósito para poder rociarlo a través del sistema, pero el tiempo, el desgaste o cualquier problema eléctrico puede hacer que no funcione correctamente.

Problema en la bomba de agua del limpiaparabrisas

Si el sistema limpiaparabrisas no funciona, si no sale el líquido para limpiarlo, no entres en pánico. El diagnóstico de la avería y eventual sustitución de la bomba es una operación sencilla en el taller.

Cuando hay un problema en la bomba del agua del sistema limpiaparabrisas, lo más normal es sustituirla directamente, una operación que, dependiendo de la marca y modelo de automóvil, puede requerir el desmontaje de más o menos piezas. Lo primero que hará tu taller es esperar a que el automóvil esté frío, ya que de lo contrario -pensemos en la temperatura del bloque motor- podría provocar quemaduras.

La bomba de agua del limpiaparabrisas suele encontrarse en la parte posterior del depósito, por lo que será normal tener que desmontar incluso el paragolpes o acceder a través del paso de rueda interior al mismo. Una vez identificado, se extrae con cuidado la bomba de él para no dañar el depósito, y se sustituye por una unidad nueva.

Repetimos el procedimiento anterior, pero a la inversa, y comprobamos que todo vuelve a funcionar correctamente.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad