Aprende a diferenciar entre parar, estacionar o detener tu coche, y evitarás multas

Aprende a diferenciar entre parar, estacionar o detener tu coche, y evitarás multas

Cuando te vas a sacar el carné de conducir siempre hay dudas sobre si es lo mismo parar, estacionar o detener el coche, cuando en realidad cada situación es distinta y es más, puede derivar a varias multas dependiendo del caso.

Bien es cierto que las 3 opciones tienen en común que el coche no circula, pero ahí acaban las similitudes…

Qué diferencia existe entre parar, estacionar o detener el vehículo

Por un lado, parar es inmovilizar el coche al menos dos minutos sin que tú como conductor abandones el vehículo. Si pasan más de dos minutos y además, sales del coche, entonces se considera estacionar.

En este caso, estacionar es inmovilizar un vehículo que no está ni detenido ni parado.

De este modo, no tener claro cuál es la diferencia conlleva a una multam puesto que ambas se tratan de maniobras que bajo ningún concepto pueden suponer un obstáculo en el trafico ni debes ponerte en peligro a ti como a ningún otro usuario de la vía. Todo lo que suponga un riesgo será sancionado.

En algunas carreteras ya viene señalizado en el borde de la calzada con su correspondiente señal de que no se puede ni parar ni estacionar. Cuando en realidad la clave está en la duración y en si bajas o no del vehículo.

Por otra parte, detener el vehículo consiste en inmovilizarlo por necesidades de la circulación (atasco, por ejemplo), por cumplir con algún precepto del reglamento (un semáforo o un STOP, por ejemplo) o por alguna emergencia.

Es decir, el conductor detiene el vehículo no por su propia voluntad, como en la parada, sino obligado por circunstancias ajenas. Esta es la diferencia entre parar y detener el coche.

¿Dónde puedes parar y estacionar?

Según el tipo de vía, ésta determinará dónde poder parar y estacionar:

  • Si te encuentras en una vía interurbana, la maniobra siempre se realiza fuera de la calzada, a la derecha, pero dejando libre el arcén si es que lo tiene.
     
  • Mientras que, en una vía urbana de doble sentido, implica dejar el vehículo lo más cerca posible del borde derecho o incluso en el propio arcén si es que lo tuviera.
     
  • A diferencia de una vía de sentido único donde tendrás que parar o estacionar en el lado izquierdo.
     

Por eso, es importante tener clara la diferencia entre una y otra. Si dejas el vehículo mal estacionado o lo paras en un sitio donde no debes, y encima te pasas del límite de tiempo, un agente podría multarte con 200 euros.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad