Dos cambios en tu coche que te obligan a pasar la ITV aunque no te toque

Todos los vehículos deben pasar obligatoria y periódicamente la inspección técnica ( ITV) —con una periodicidad que depende del tipo de vehículo—, en la que se revisan los neumáticos, la dirección, los frenos y el resto de componentes del vehículo para verificar que su conducción es segura.

En el caso de los turismos, la revisión se realiza cada dos años a partir del cuarto desde su matriculación. Y a partir de los diez años, la inspección pasa a ser de carácter anual.

No obstante, además de las inspecciones periódicas, hay algunos casos en los que el vehículo debe someterse a una inspección extraordinaria. Uno de estos casos es cuando se realiza una «reforma» en el vehículo ¿Qué es esto?

Según explica el ‘Manual de procedimiento de inspección de estaciones ITV’, elaborado por el Ministerio de Industria: «Reforma de vehículo es toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo después de su matriculación y en remolques ligeros después de ser autorizados a circular, que o bien cambia alguna de las características del mismo, o es susceptible de alterar los requisitos reglamentariamente aplicables contenidos en el Real Decreto 2028/1986, de 6 de junio. Este término incluye cualquier actuación que implique alguna modificación de los datos que figuran en la tarjeta de ITV del vehículo».

En resumen, una reforma es toda intervención efectuada en un vehículo que o bien cambia alguna de sus características o puede implicar modificación de los datos que figuran en su tarjeta de ITV.

La inspección extraordinaria por reformas en el vehículo

Tras realizar una de estas reformas el vehículo deberá someterse a una ITV extraordinaria aunque no le toque pasar la ordinaria. Esta inspección ‘extra’ se realiza en varios pasos.

1) Comprobación de la documentación necesaria: se comprueba la correcta adecuación de la documentación presentada a lo descrito en el Manual de Reformas de Vehículos.Las incorrecciones detectadas se comunicarán al solicitante.

2) Comprobación de la correspondencia entre la documentación y el vehículo: la estación de ITV comprobará los equipos o sistemas modificados, sustituidos o incorporados. Asimismo, comprobará los datos dimensionales cuando se produzcan variaciones de datos consignados en la tarjeta ITV.

Por último, se realizará un pesaje del vehículo cuando la masa real conste en el informe de conformidad, comprobando que no supera la masa máxima autorizada (total y por ejes). En caso de que se detecten no coincidencias con el vehículo presentado a inspección se emitirá un informe donde se dejará constancia de las deficiencias encontradas respecto a lo indicado en la documentación.

3) Inspección técnica unitaria. Si el resultado de la inspección técnica prevista fuera favorable, se emitirá una nueva tarjeta de acuerdo con los códigos de reforma correspondientes.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad