¿Es posible que el valor de tu coche dependa de que sea de un color u otro?

¿Es posible que el valor de tu coche dependa de que sea de un color u otro?

A la hora de comprarte un coche, la decisión del color es importante. Aunque más bien puede parecer algo estético que llama la atención en primera instancia, esto va más allá. Y es que el color tienen mucho que ver con la depreciación del vehículo con el paso de los años. Sobre todo, pensando en una posterior venta.

En este sentido, un estudio ha analizado las ventas de 650.000 coches usados entre 2021 y 2022, todos ellos matriculados en 2019. Durante este periodo de tres años, en los primeros compases de vida del vehículo es cuando éstos se deprecian más.

Cuál es el porcentaje de depreciación según el color

La media, según los datos obtenidos, es de un 15% de pérdida de valor medio, pero el porcentaje varía de manera notable entre unos y otros colores: la depreciación puede ser hasta cuatro veces mayor en unos tonos que en otros.

El porcentaje de depreciación por colores es el siguiente:

  • Amarillo: 4,5%
  • Naranja: 10,7%
  • Morado: 13,9%
  • Rojo: 14%
  • Verde: 14%
  • Azul: 14,3%
  • Gris: 14,3%
  • Beige: 14,4%
  • Plateado: 14,8%
  • Blanco: 15,5%
  • Negro: 16,1%
  • Dorado: 16,7%
  • Marrón: 17,8%

Los resultados obedecen a una serie de factores pero, sobre todo, al tipo de vehículo, segmento y volumen de ventas a los que se asocian.

El amarillo es el ejemplo más claro. Es uno de los colores menos habituales a la hora de elegir coche y, los que optan por él, habitualmente lo hacen para vehículos deportivos, bastante exclusivos.

De esta manera está asociado a un tipo de vehículo que, por su propia naturaleza, también resiste por sí mismo la depreciación.Aunque en menor medida, situaciones similares las encontramos en coches con colores naranja y morado.

En cambio, al pasar a colores como el rojo o el verde, más comunes entre marcas modelos generalistas, la depreciación aumenta. Así se llega al otro extremo, en el que queda patente que los colores más habituales en la compra no aportan un valor diferencial y son los que más se deprecian.

De este modo, atendiendo a datos de 2021, el blanco se eligió en el 35% de los coches nuevos, y su depreciación está justo por encima de la media, igual que ocurre con el negro, que supone un 19% de las matriculaciones y se devalúa incluso más.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad