¿Marca el medidor de combustible la cantidad real de gasolina?

¿A qué en alguna ocasión hemos conseguido llegar a una gasolinera cuando ya no había nada de combustible? Lo primero que hay que recordar es que no es bueno apurar el depósito hasta esos niveles si queremos conservar bien nuestro coche como hacen los especialistas de nuestro taller de confianza.

También puede pasar que después de llenarlo, la aguja puede estar arriba unos días hasta que empieza a bajar. Los fabricantes han diseñado así el sistema para no llevarnos sorpresas.

Algunos estudios e investigaciones han demostrado que las lecturas de los medidores, a menudo, rondan el 5 % de error al alza, mientras que otros pueden superar el 15 % e incluso llegar al 20 % de optimismo extra.

Así que los ordenadores de a bordo son, probablemente, la forma más precisa de determinar el consumo real, más que el método tradicional de llenar el depósito hasta arriba y vaciarlo casi por completo antes del siguiente repostaje.

¿Cómo detecta la cantidad de combustible que queda?

Todos los coches equipan un sensor que es una “unidad de envío”, hecha por una especie de flotador adjunto a una larga varilla de metal que se conecta a una resistencia. El sistema permanece unido dentro del depósito con el mencionado flotador balanceándose sobre el combustible.

A medida que sube el nivel de combustible, también lo hace el flotador, y esto varía la medida que da al ordenador para que pueda decirte la gasolina que queda. Sin embargo, cuando el depósito está casi lleno, el flotador, simplemente llegará lo más alto que pueda. Entonces, tiene que vaciarse algún un poco antes de que comience a moverse nuevamente, lo que hace que el medidor indique “lleno” cuando no lo está.

Esto también sucede cuando el flotador llega al fondo, por lo que el coche dice “vacío” incluso cuando no lo está, puede llegar al final de su recorrido mientras todavía queda combustible en el depósito. Otra posible causa de la inexactitud es la forma de los depósitos de combustible. En los coches de hoy en día, son todos de plástico, moldeados para encajar en espacios muy reducidos en el chasis.

¿Se puede saber cuánto queda?

Es posible que te sorprenda la cantidad de combustible que realmente le queda cuando parece que no hay nada, según el medidor. Para averiguarlo, consulta el manual del propietario, para conocer el volumen exacto de tu depósito de combustible.

Luego, la próxima vez que tu aguja marque que el depósito está vacío, busca la estación de servicio más cercana y llénalo. Resta la cantidad de litros que se necesitan para llenar el depósito al volumen indicado en el manual y sabrás cuántos litros más puedes tener cuando el indicador llega a cero.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad