No imaginas qué figura de la automoción española va a tener su propio cómic

No imaginas qué figura de la automoción española va a tener su propio cómic

La Fundación Eduardo Barreiros, a través de un libro infantil que se ha editado Eduardo Barreiros, mi bisabuelo fantástico, pretende estimular en las nuevas generaciones el espíritu emprendedor. De que con esfuerzo, tesón y perseverancia las cosas se consiguen. Es una forma de rendir homenaje a Eduardo Barrerios y que no quede en el olvido su gran proyecto de automoción Barreiros Diésel.

La lectura de este libro infantil, con texto de Nuria Martínez y magníficas ilustraciones de Ximena Maier, producido por Verso Suelto, va dirigido a niños de todas las edades a partir de los 4 años: Infantil, Primaria, E.S.O y Bachillerato. El libro se puede adquirir a través de la página web de la fundación.

Eduardo Barreiros, nacido en la provincia de Ourense en 1919, es considerado el padre de la automoción en España. A los 30 años, en un taller de su localidad natal, transformó motores de gasolina en diésel para cubrir las necesidades de los propios coches que se utilizaban en las obras de su empresa BECOSA (Barreiros Empresa Constructora SA).

Por qué Barreiros ha hecho historia

Barreiros consiguió transformar varios camiones de gasolina a diésel y ese fue el inicio de su camino hacia el éxito. La transformación de los motores era lo que lo convertía en único y lo hizo patente. Esto hizo que creciera y creciera con un capital de 10 millones de pesetas.

Pero no fue hasta 1963, cuando la empresa Barreiros Diésel cede un 40% de sus acciones a Chrysler Corporation para asociarse y fabricar vehículos de las marcas Dodge o Simca. Y así es como dos años más tarde, sale a la venta el 1.200 Dodge Dart que en su día tenía un precio de 240.000 pesetas.

En cuestión de 14 años alcanzaron a fabricar un total de 27.548 vehículos con motor de gasolina. Aunque existió la versión diésel que estaba más enfocada hacia los taxistas. Las primeras 60 unidades del Dodge Dart producidos en España fueron destinados a altos cargos, entre ellos, ministros.

Dodge Dart Gama 1, 2 y 3

También llegó el modelo Dodge Dart Gama 1, que se fabricó entre 1965 y 1966. Éste destacaba por tener faros redondos, un cerco redondo y estar separados de la parrilla del radiador. Sus componentes procedían de EE.UU.

Entre 1966 y 1968 apareció el modelo Dodge Dart Gama 2 fabricado al 100% en España a excepción de los paneles de la carrocería y el carburador. En este caso, se diferenciaba del anterior por tener faros redondos pero un cerco cuadrado y cromado.

Un poco más tarde llegó la Gama 3 o Gama del 69 que se produjo de 1968 a 1971. Esta gama fue de diseño únicamente español. Esta vez lo más característico era el frontal con faros rectangulares.

Más creaciones de Barrieros

El Simca 1000 tuvo una excelente acogida llegando a celebrar en 1968 la salida de la unidad 100.000 y compitió en el mercado con el SEAT 600, destacando el Simca por sus altas prestaciones.

Aunque echando la vista un poco más atrás, en 1965 necesitan renovar el diseño de la cabina Panoramic de la que ya se habían fabricado 100.000 unidades semi-artesanal y con unos costes muy elevados. Para así en 1969 presentar la cabina panorámica CP 67. Era la primera cabina autoarmada de serie con diseño nacional y que se utilizó en todos los vehículos Barreiros, Barreiros Chrysler, Chrysler Dodge y Renault desde 1969 hasta 1986-87

A qué países exportó

Fue un éxito exportar los motores y vehículos fabricados en Barreiros Diésel – autobuses, camiones- a Egipto, Colombia, Brasil, Chile, Angola, Mozambique, Arabia Saudí, Portugal, India, Filipinas…hasta 27 países, ya que suponía una importante entrada de divisas para nuestro país en las décadas de los años 50 y 60.

Sin embargo, uno de los motivos del desencuentro con Chrysler fue que no cumplieron con el compromiso adquirido de poner al servicio de Barreiros su red comercial en todos los países que estaban presentes, para la venta de todos los vehículos Barreiros.

Eduardo Barreiros falleció en La Habana (Cuba) el 19 de febrero de 1992, si bien su legado continúa con la Fundación que lleva su nombre y de la que es presidenta su hija María Luz Barreiros. Buena parte de ese legado se expone en el Museo Eduardo Barreiros, localizado en Valdemorillo (Madrid).

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad