Se viene hablando desde hace tiempo de ello pero ahora ya sí parece que los retrovisores tradicionales que conocíamos hasta hoy día van a desaparecer. En este sentido, desde la propia Dirección General de Tráfico parecen apostar por los que llevan una cámara incorporada. El retrovisor se remonta a principios de siglo cuando se recomendó por parte de la piloto británica Dorothy Levitt, lo bien que vendría un espejo para conducir, ver el tráfico y todo lo que ocurre detrás del vehículo. Estamos hablando de 1914 cuando se incorporaron los primeros espejos exteriores, aunque ahora la DGT opte por un cambio más moderno. En este sentido, actualmente las cámaras solo está disponible para camiones, pero el objetivo es que los coches también dispongan de ellas y eliminen los espejos. De hecho, estás cámaras-espejo inteligentes son capaces de eliminar los ángulos muertos. Asimismo, pueden compensar los efectos a causa de los fenómenos ópticos a raíz de los deslumbramientos o en situaciones donde hay poca luz. Cámaras en los retrovisores Al conducir el mayor temor son los ángulos muertos, aquellas zonas donde el conductor no puede ver todo lo que pasa a su alrededor. Y esto hace que algunos usuarios en las vías se vuelvan vulnerables y estén en constante riesgo de sufrir un accidente. De tal manera que se busca conseguir mayor seguridad. Cómo funciona el nuevo dispositivo Se trata de dos cámaras exteriores y dos pantallas de alta definición para permitir al conductor controlarlo todo. Hay un enfoque y un gran angular en las cámaras que están ubicadas en las puertas de cada lado, como los retrovisores de toda la vida. Además, se incorpora una nueva cámara colocada en el exterior al lado del acompañante que sustituye al retrovisor frontal interior. La ventaja es que pueden resistir al agua y se calientan automáticamente, y si hay deslumbramientos, los filtra. La cámara que está al lado del conductor es de 12 pulgadas y la del copiloto es de 15 para mejorar la visión de la distancia y longitud de los vehículos. Además, cuentan con zoom para detectar con mucho tiempo antes los objetos lejanos. Se activa de forma manual en el momento de las maniobras, pero si vas a una velocidad superior a 60 km/h lo hace automáticamente. Para ver todos los ángulos muertos, se activará como auto a una velocidad superior a 45 km/h o cuando te detengas en una curva, si llevas el intermitente puesto y vas a una velocidad de 50 km/h o más, o si traspasas un ángulo entre el coche y un semirremolque.

¿Cómo son los nuevos retrovisores recomendados por la DGT?

Se viene hablando desde hace tiempo de ello pero ahora ya sí parece que los retrovisores tradicionales que conocíamos hasta hoy día van a desaparecer. En este sentido, desde la propia Dirección General de Tráfico parecen apostar por los que llevan una cámara incorporada.

El retrovisor se remonta a principios de siglo cuando se recomendó por parte de la piloto británica Dorothy Levitt, lo bien que vendría un espejo para conducir, ver el tráfico y todo lo que ocurre detrás del vehículo. Estamos hablando de 1914 cuando se incorporaron los primeros espejos exteriores, aunque ahora la DGT opte por un cambio más moderno. En este sentido, actualmente las cámaras solo está disponible para camiones, pero el objetivo es que los coches también dispongan de ellas y eliminen los espejos.

De hecho, estás cámaras-espejo inteligentes son capaces de eliminar los ángulos muertos. Asimismo, pueden compensar los efectos a causa de los fenómenos ópticos a raíz de los deslumbramientos o en situaciones donde hay poca luz.

Cámaras en los retrovisores

Al conducir el mayor temor son los ángulos muertos, aquellas zonas donde el conductor no puede ver todo lo que pasa a su alrededor. Y esto hace que algunos usuarios en las vías se vuelvan vulnerables y estén en constante riesgo de sufrir un accidente. De tal manera que se busca conseguir mayor seguridad.

Cómo funciona el nuevo dispositivo

Se trata de dos cámaras exteriores y dos pantallas de alta definición para permitir al conductor controlarlo todo. Hay un enfoque y un gran angular en las cámaras que están ubicadas en las puertas de cada lado, como los retrovisores de toda la vida. Además, se incorpora una nueva cámara colocada en el exterior al lado del acompañante que sustituye al retrovisor frontal interior.

La ventaja es que pueden resistir al agua y se calientan automáticamente, y si hay deslumbramientos, los filtra. La cámara que está al lado del conductor es de 12 pulgadas y la del copiloto es de 15 para mejorar la visión de la distancia y longitud de los vehículos.

Además, cuentan con zoom para detectar con mucho tiempo antes los objetos lejanos. Se activa de forma manual en el momento de las maniobras, pero si vas a una velocidad superior a 60 km/h lo hace automáticamente. Para ver todos los ángulos muertos, se activará como auto a una velocidad superior a 45 km/h o cuando te detengas en una curva, si llevas el intermitente puesto y vas a una velocidad de 50 km/h o más, o si traspasas un ángulo entre el coche y un semirremolque.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad