¿Pueden multarte por llevar la compra en el asiento trasero de tu coche?

¿Pueden multarte por llevar la compra en el asiento trasero de tu coche?

Es probable que por diferentes razones, ya sea porque has comprado muchas cosas y tienes el maletero ocupado, o bien porque prefieres colocarlo en los asientos traseros, debes saber que según la normativa de tráfico pueden multarte por esta última práctica.

Sí, así es… Llevar bolsas de la compra en los asientos traseros es motivo de sanción. De hecho, lo puedes corroborar en el artículo 14 del Reglamento General de Circulación llamado ‘’Disposición de la carga’’ en el que se especifica que toda carga transportada en un vehículo debe estar protegida y sujeta para que no conlleve a problemas mayores.

Objetos sueltos en el coche, no

La carga si no está bien situada al transportarla en tu vehículo puede arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa para el conductor. Además de que desestabiliza el propio vehículo.

Por eso, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil tienen justificación suficiente para poder multarte. Si no lo sabes, supone una infracción grave con una sanción económica de 200 euros sin pérdida de puntos en el carné de conducir.

Esto se debe a que no se pueden dejar objetos sueltos en el interior del coche, excepto en su lugar que le corresponde, que en este caso es el maletero. Probablemente una única bolsa pueda no ser un riesgo, pero puede comprometer la seguridad e integridad de los ocupantes.

El efecto elefante

En caso de accidente, con el impacto, las bolsas pueden salir despedidas y producir lesiones. De tal modo que la propia DGT ha publicado en alguna ocasión la importancia de no dejar objetos sueltos sobre todo, en los asientos. Principalmente por los problemas físicos que pueda ocasionar debido a la inercia ante el aumento de peso si se frena bruscamente teniendo en cuenta la velocidad del conductor.

Es decir, una bolsa con poco peso y que aparentemente no puede dañar, si un automóvil continúa la marcha hacia delante, se multiplicara la fuerza por el efecto de la velocidad. De modo que golpeara hasta cuarenta veces más fuerte: es lo que se conoce como efecto elefante.

Por si no lo sabías, ocurre exactamente lo mismo que un niño de tres años en su asiento infantil (SRI) en el que no esté bien abrochado. En el momento de frenar brusco o de un accidente, golpeara al ocupante o conductor de los asientos delanteros con la misma fuerza que podría hacer una jirafa o un elefante.

Además, no debe olvidar que como conductor necesita estar libre de movimientos en caso de maniobras, tu campo de visión debe estar despejado y mantener permanentemente la atención durante la conducción para garantizar tu seguridad y la del resto de ocupantes del vehículo. Y esto conlleva colocar bien los objetos que vaya a transportar.

Y para no tener problemas en tus viajes, no dudes en revisar periódicamente tu coche en un taller de confianza. Cuida el motor de tu vida: tu seguridad ante todo.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad