¿Sabes que circular mal en una rotonda es motivo de multa? ¡Incluso puedes ir a la cárcel!

¿Sabes que circular mal en una rotonda es motivo de multa? ¡Incluso puedes ir a la cárcel!

La mayoría de automovilistas, cuando conducimos, tomamos malos hábitos en la conducción por elección propia o por puro desconocimiento. Y es que a diario hay multitud de actitudes indebidas sobre todo en los cruces o intersecciones que finalmente acaban en accidentes de tráfico.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT) en nuestro país hay cinco posibles multas a imponer si como conductor no circulas adecuadamente por una glorieta.

Por qué te pueden multar por circular mal en una rotonda

  1. Cuando vayas a una velocidad excesiva: acceder a una rotonda con prisas puede producir una colisión con otros vehículos y suponer un riesgo al igual con los peatones que cruzan la calzada en la salida de la glorieta. Como conductor están infringiendo las normas de circulación por lo que te enfrentas a una infracción grave con una sanción económica de 500 euros y pierdes hasta 6 puntos en el carné de conducir.

Además, no te la juegues porque puedes ser condenado a prisión. Si llevas una conducción temeraria poniendo en peligro al resto de usuarios de la vía se considera un delito y esto conlleva a penas de cárcel.

  1. Al salir de un cruce desde el interior: muchos vehículos circulan por el interior o por carriles situados a la izquierda invadiendo los demás carriles. De forma que provocan la frenada en otros automóviles que sí que circulan correctamente por sus carriles. Este hecho también está sancionado con una multa de 500 €, 6 puntos menos en el carné y posibilidad de entrar a prisión.
     
  2. Si sales de forma peligrosa sin dar prioridad a un ciclista: en una glorieta si vas a salir y además le incluyes que no señalas la maniobra que vas a realizar sin observar la presencia de un ciclista que está circulando correctamente puede ser motivo suficiente para sufrir un golpe o atropello. Por lo tanto, esta acción supone 500 €de multa y 6 puntos menos que puede agravarse con penas de cárcel.
     
  3. Al entrar en una rotonda sin dar prioridad de paso: al igual que al salir, cuando entras en una rotonda debes dar prioridad a los vehículos que ya circulan en ella. Debes ceder el paso siempre, porque sino te enfrentas a una posible colisión lateral contra el vehículo que sí que tiene prioridad. Este hecho es una sanción de 200 euros y hasta 4 puntos menos en el carné de conducir.
     
  4. Si cambias de carril sin respetar la prioridad: según la DGT, hay muchos cambios continuos que suceden en los carriles,
    pero si además le añades no señalizar previamente, no mantener la distancia de seguridad ni la separación suficiente también puede provocar colisiones laterales y posibles frenadas bruscas. Por lo que respecta es una multa de 200 euros.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad