¿El parasol en los coches es de verdad efectivo? Toma estos consejos

¿El parasol en los coches es de verdad efectivo? Toma estos consejos

Las altas temperaturas se han instalado en toda España y eso que aún el verano no ha empezado. Se espera que los grados aumenten y, como te puedes suponer, tu coche va a marcar un temperatura incluso mayor a la que haya en el ambiente.

Por eso, sobre todo, recuerda que, si lo aparcas al sol, luego te será más complicado el momento de entrar al coche y tener que conducir los primeros minutos.

La mejor manera de evitar el calor agobiante en el coche, es saber cómo actuar ante las altas temperaturas en el interior del vehículo, y que, además, por si lo desconoces, puede suponer un problema de seguridad vial. De forma que tienes que protegerlo y más cuando esté expuesto a temperaturas extremas.

En este sentido, para eso existe el parasol del coche. Aunque ¿cuánta de eficacia tiene? ¿Sirve tanto como dicen? ¿Quita el calor o ayuda a bajar la temperatura del vehículo?

El parasol puede bajar 11 grados la temperatura del interior

En el caso de que haga 25ºC en la calle y expongas tu coche al sol una media de 60 minutos se ha comprobado que, si no se utiliza ningún tipo de protección para el vehículo, éste puede alcanzar una temperatura de 43 a 77 grados. Esta última cifra podría generar quemaduras al tacto.

Por el contrario, se realizó una prueba para ver el mismo caso, pero utilizando un parasol convencional para verificar que realmente sirve. Esta vez, el salpicadero alcanzó los 38 grados, no los 77 anteriores. Mientras que la temperatura interior era de una media de 32ºC.

Eso quiere decir que el parasol consigue bajar grados dentro del coche. Además de esta utilidad, el parasol evita muchos deterioros que son causados por el exceso del sol y la incidencia del calor en los materiales del habitáculo.

Consejos para ayudar a reducir el calor del coche

  1. Aparca, en la medida de lo posible, en zonas de sombra y evita el contacto del sol directo (Los materiales sufren y la pintura de la carrocería no es, en este sentido, ni mucho menos una excepción, como tampoco lo son los neumáticos).  
     
  2. Antes de subir al coche y ponerte a circular, es conveniente que abras las puertas y ventanas durante unos minutos para que el aire entre y se ventile el habitáculo.
     
  3. Además de utilizar el parasol, usa un protector de volante que también permitirá que puedas ponerte antes en marcha y no te quemes las manos al tomar la dirección del coche.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad