¿Tienes que soportar la ola de calor al volante? Trucos para combatirla

¿Tienes que soportar la ola de calor al volante? Trucos para combatirla

Algunos conductores no tienen suerte de poder aparcar su coche bajo techo o dentro de un garaje, y más en los días de verano que todo el mundo busca la sombra. Y es que la temperatura del vehículo aparcado al sol puede superar con creces a la que en realidad hace fuera, en la calle.

Hay una cosa que está clara, si está bien situado puedes llegar incluso a replantearte cuan necesario es coger el coche para que no te quiten tu plaza de aparcamiento o, por lo contrario, para no sentir el calor de su interior. Esto se debe a que ya el hecho de sentarse es una tarea de lo más sofocante. Por ello, es conveniente esperar unos minutos antes de ponerse en marcha, para que el coche pierda unos grados y coger el volante no sea un suplicio.

Además, con el calor puede aumentar la sensación de fatiga al volante, ya que las altas temperaturas traen consigo efectos muy negativos sobre todo que afectan a las conductas de los conductores.

Cuanto más calor haga en el interior del vehículo, menos atención tendrás al volante. Así lo dicen algunos datos recogidos por la Oficina de Control Técnico de Alemania (TÜV). Es más, si supera los 35ºC, la sensación parece similar a la de haber tomado alcohol.

Trucos para combatir una ola de calor al volante

1. Estaciona en un aparcamiento interior: aparca el coche en un lugar techado ya que será un alivio a la hora de acceder al interior. Si no tienes tiempo, o directamente quieres dejar de pasar calor, lo ideal será aparcar tu coche en un parking subterráneo.

2. Apuesta por lugares de sombra: la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de un coche aparcado al sol en verano puede llegar a ser de hasta 20ºC y subiendo. Por ello, es preferible apostar por una zona con sombra.

3. Ten en cuenta la trayectoria del sol: en el caso de que el vehículo vaya a estar estacionado en un mismo punto durante varias horas, es recomendable tener en cuenta la trayectoria solar. De esta manera, cuando vayas a coger el coche podrás evitar experimentar más calor de lo necesario.

4. Abre las ventanillas: otro truco para evitar que el calor se condense en el interior del coche es dejar abiertas las ventanillas, solo una pequeña rendija. Esto ayuda a nivelar la temperatura exterior e interior y evitar que el coche se convierta en algo parecido a un horno.

5. Utilizar un parasol: si es de aluminio, en él rebotan los rayos solares y combaten hasta el 99,5% de los rayos UVA. Esta solución es bastante económica y se coloca sobre el parabrisas del coche. Es importante tener en cuenta las medidas de este para cubrir por completo la superficie.

6. Proteger todas las ventanillas: mediante unas cortinillas textiles cubrir las ventanillas y la luna trasera permite también bajar unos grados la temperatura del interior del coche. 

7. Cristales oscurecidos: protege a los pasajeros de los rayos UV y oscurece las lunas (lunas tintadas) del coche por lo que ayuda a reducir la temperatura del habitáculo y optimizar el funcionamiento del climatizador. Lo más recomendable es acudir a un taller especializado para aplicar esta solución.

8. Ventila el coche antes de iniciar la marcha: antes de acceder al interior del coche, abre todas las puertas del coche para facilitar que el habitáculo se refrigere. Además, existen dos trucos para que la temperatura caiga más rápido: abrir y cerrar las puertas con rapidez repetidamente o bajar una ventanilla mientras abres y cierras la puerta contraria.

9. Espera a encender el aire acondicionado: antes de encender el aire acondicionado, debes esperar unos minutos. Si no, saldrá aire caliente con lo que pasarás aún más calor hasta que el sistema reaccione. Además, de esta manera, el sistema trabaja menos forzado. También es clave mantener los filtros limpios y ajustar la temperatura entre los 20 y 24ºC. Cuando bajamos de esta temperatura el consumo de carburante también puede aumentar hasta 10%. 

10. Utiliza un paño húmedo: si el coche es muy antiguo y el sistema no funciona bien, coloca un trapo con agua fría sobre los aireadores del salpicadero para ayudar a sentir algo más de fresco en el interior del coche. 

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad