¿Sabías que no usar bien las gafas de sol durante la conducción puede ser motivo de multa?

¿Sabías que no usar bien las gafas de sol durante la conducción puede ser motivo de multa?

Al parecer no estabas usando bien las gafas de sol durante la conducción, o igual sí, pero no sabías si había una tipología de gafas específicas para ello. Pues bien, quizás has escuchado que la DGT multa por conducir con gafas, pero la realidad es que no es así.

De este modo, puedes utilizar casi ‘todas’ las gafas, siempre y cuando te ayuden a neutralizar los deslumbramientos frente al volante así como la ‘ceguera temporal’ y la fatiga visual. Es decir, Tráfico recomienda más llevarlas que no llevarlas, solo que señala cuales son las indicadas según sus características a la hora de conducir.

Sin embargo, ten en cuenta que todo es una recomendación. Aunque es verdad que no hacer un uso correcto de las gafas de sol o no utilizar las recomendadas podría ser motivo de multa.

Qué gafas de sol recomienda la DGT para conducir

  • Polarizadas: este tipo dispone de lentes base a las que se agrega una lámina que filtra los rayos de sol que caen en una determinada dirección. Es decir, eliminan los reflejos y neutralizan más eficazmente los deslumbramientos. Además, ayudan a combatir mejor la fatiga ocular y proporcionan mayor nitidez y contraste.
     
  • Color de la lente: son bastante recomendadas por la DGT ya sean lentes verdes, grises o marrones. Aunque entre ellas, benefician más las de cristales marrones, ya que reducen el cansancio visual, no alteran las percepciones de colores y se adecúan más eficazmente a zonas de luz/sombra.
     
  • Filtro solar: cuando se trata de filtros, Tráfico recomienda el filtro solar 3. Éstas absorben entre el 81 y 91% de rayos UV (ultravioleta). En cambio, no se aconseja usar las que sean de filtro solar 4 (de hasta el 92 % UV), pues son más oscuras y adecuadas para otras actividades como esquiar o navegar.
     
  • Homologadas: sí o sí deben cumplir este requisito más que nada porque no dañan la vista. Por eso, es preferible comprarlas en una óptica o tienda autorizada. Estas gafas siempre disponen de filtro UV y en la varilla muestran la homologación de Conformidad Europea (CE), que certifica la calidad del material de la lente.
     

Ten en cuenta que el 5 % de los accidentes de tráfico se origina por deslumbramientos al amanecer o al atardecer. Pese a ello, un 20 % de los conductores no usa nunca al volante este accesorio.

¿Pueden multarme por las gafas de sol?

A primera instancia no, aunque queda sujeto a los agentes de tráfico, que pueden considerar que puedes suponer un peligro durante la conducción por llevar gafas de filtro 4 o bien porque no estén homologadas.  

Según el Reglamento General de Circulación no hay registros sobre gafas de sol. Pero sí que se hace referencia a las gafas graduadas que son necesarias para la conducción. Es más, en el artículo 18.1 se especifica que el conductor debe mantener su libertad de movimiento en todo momento, tener un gran campo de visión y, mantener y garantizar a la seguridad de todos los ocupantes y demás usuarios de la vía.

Así, en algunas situaciones utilizar incorrectamente unas gafas de sol, o unas no recomendadas, podría ser susceptible de multa si nos vemos envueltos en un incidente o accidente y un agente interpreta que es causa directa de ello, como ocurre al conducir con chanclas o, incluso, con prendas voluminosas. 

En un túnel no es nada aconsejable usar gafas de sol porque reduce casi al completo la visión, tal y como sucede con las de filtro 4. Si el agente quiere detallar la denuncia lo hará considerándola una infracción leve, que conlleva una sanción de 80 euros.

¡Participa!

Comentarios

Sin comentarios aún
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad